El mejor ataque es una buena defensa

Llegó el primer parón por las selecciones internacionales y lo hace con un Leeds lanzado. Después de siete encuentros oficiales, el Leeds encadena cinco triunfos y dos empates, llegando a la tercera posición de la tabla en la Championship y avanzando dos rondas en la Carabao Cup. A pesar de los numerosos cambios respecto a la temporada anterior, este Leeds mejora aún más los números de la temporada anterior, pero lo más llamativo, es la fortaleza defensiva que Christiansen ha conseguido formar.

En los dos duelos de la Carabao Cup, el Leeds ha encajado un gol por encuentro, pero teniendo en cuenta que en ambos encuentros jugaron muchos de los menos habituales, no es algo preocupante. En el campeonato liguero, la defensa del Leeds se hace mucho más fuerte y ha conseguido encadenar cuatro partidos consecutivos sin encajar gol o lo que es lo mismo, unos 400 minutos sin encajar gol en partidos de la Championship. El último en anotarle un gol al Leeds en Championship, fue Le Fondre en el minuto 67 de la primera jornada. Aquel partido, el Leeds acabaría ganando por dos a tres al Bolton.

Las exhibiciones defensivas del Leeds ante Preston, Fulham, Sunderland y Nottingham Forest, han hecho que el Leeds sea noticia de manera positiva. El conjunto white, es el único equipo de los 72 clubes que componen la Football League que aún no ha perdido un solo encuentro en cualquier competición de lo que llevamos de temporada. Por si ese dato fuera poco, el Leeds no encadenaba tantos encuetros ligueros sin recibir gol desde noviembre de 2009, cuando los whites militaban en la League One -tercera categoría del fútbol inglés- y por primera vez en su historia, lo consigue en la Championship.

Este gran nivel defensivo no llega de manera casual al Leeds. Wiedwald ha realizado paradas importantes como en los minutos finales ante el Fulham y se ha mostrado muy seguro. La pareja de centrales formadas por Jansson y Cooper se ha consolidado y ambos están rozando la perfección jornada tras jornada, además de la aparición del joven central Connor Shaughnessy. Los laterales, Ayling y Anita, demuestran una seguridad tremenda, ya que apenas cometen errores. La tarea de no recibir goles, no solo es trabajo de los defensas y del portero, también de los centrocampistas. Phillps y O’Kane equilibran perfectamente al equipo, al igual que los extremos, que siempre ayudan a sus laterales, lo que hace que el Leeds sea un equipo especialmente fuerte en defensa.

Aunque no todo es defensa, otra de las claves es la sangre fría con la que juega este Leeds en los momentos decisivos. Christiansen ha conseguido que en los minutos finales, el Leeds defienda con el balón en los pies, incluso marcando goles para finiquitar sus encuentros en los minutos finales. En lo que llevamos de temporada, el Leeds ya ha anotado 16 goles. Estos números ilusionan a la afición white, que tiene motivos más que suficiente para soñar con el ascenso a la Premier League, aunque por el momento, hay que tener los pies en el suelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s