CRÓNICA: Un Leeds muy seguro elimina al Burnley

El Leeds sigue vivo en la Carabao Cup tras doblegar al Burnley en la tanda de penalties tras un final de partido de locos. El conjunto entrenado por Christiansen se presentó al encuentro con bastantes rotaciones, haciendo debutar a Lonergan bajo palos y Cibicki, además de dar minutos a jugadores como Grot, Klich o Berardi. El partido transcurrió con relativa tranquilidad, pero en los minutos finales se vieron todos los goles. Sacko adelantó al Leeds, Wood empató de penalty. En el tiempo de descuento, Pablo Hernández volvía a adelantar a los whites y en la última acción empataría Brady. En la prórroga, el marcador no se movió y finalmente el Leeds se clasificó en la tanda de penalties.

Desde el inicio, a pesar de las rotaciones se vio a un Leeds hambriento y con ganas de resarcirse tras la derrota del pasado sábado ante el Milwall. Las primeras ocasiones de peligro llegaron por el lado white, primero por medio de Roofe y posteriormente mediante Dallas, pero ninguno tuvo la fortuna de cara. El Burnley comenzaba a tener la iniciativa y a pesar de las llegadas, no creaba peligro verdadero. Lo intentó a balón parado, pero el remate de Long no fue bueno. Los locales crecían y se hicieron dueños del encuentro. Por muy poco, no llegó el primer tanto del encuentro, tras una buena maniobra de Vokes pero Arfield no estuvo acertado. Con el aluvión de llegadas -pero pocas ocasiones realmente- del Burnley, se llegó al descanso.

Tras la reanudación, el Leeds sufriría más, tanto es así que se libró del gol en dos ocasiones, primero con un disparo de Gudmunsson y posteriormente con un disparo de Bardsley, en ambas ocasiones, el balón se marchó rozando el palo. Se acercaba el final del partido y Lonergan, que debutaba con el Leeds en esta segunda etapa, metió una gran mano para salvar al Leeds.

La locura se apodera de Turf Moor

Se acercaba el final del partido y nadie se esperaba lo que iba a ocurrir. Entre tantas ocasiones locales, el Leeds conseguiría sorprender en una contra vertiginosa y Sacko pondría el cero por bajo. El Burnley, tras dominar todo el encuentro, no se lo creía. Con el tanto white, el Burnley se iría más arriba, embotellando al Leeds. Cuando parecía que las esperanzas se agotaba, el colegiado señaló penalty de Berardi sobre Long a la salida de un corner, penalti muy discutido pero que transformó Wood ante su ex-equipo. Empate al borde del tiempo de descuento.

El Leeds, lejos de conformarse con el empate e ir a la prórroga, se fue arriba en busca del gol y lo conseguiría. Balón al área y Roofe es agarrado por uno de los defensas. Pablo Hernández no perdonaba y adelantaba al Leeds en el minuto 94. Todo parecía indicar que el Leeds iba a terminar ganando, pero el fútbol es un deporte caprichoso, que nunca da nada por seguro y el Burnley conseguiría, una vez más empatar el encuentro. Brady marcó en la última jugada del tiempo reglamentario con un golpeo de falta magistral, poco pudo hacer Lonergan.

Prórroga insulsa y victoria white en los penalties

Durante la prórroga, el miedo y el cansancio se apoderaron de ambos equipos. El Burnley tuvo una buena ocasión por medio de Wood, pero el cabezazo del neozelandés se marchó alto. A esa ocasión local, respondió Pablo Hernández con un disparo desde la frontal, pero se marchó desviado.

Ya en la tanda de penalties y con el nuevo sistema de lanzamiento, la tensión estuvo presente, como en todas las tandas. El Leeds comenzó lanzando y Lasogga anotó. A continuación el Burnley tiró dos lanzamientos seguidos, Wood y Barnes lanzaron seguros y anotaron. Pablo Hernández y Klich no se apoderaron de los nervios y tras anotar sus lanzamientos, mandó la presión al Burnley. Brady anotó el tercer penalty, pero como en toda tanda, apareció el héroe, en esta ocasión Lonergan, que detuvo el penalti lanzado por Tarkowski. Con todo en su mano, el Leeds tenía que meter los dos penalties que le quedaban. Primero Alioski marcó de manera extraordinaria mandando el balón bien arriba y Dallas fue el encargado de sentenciar con un penalti muy bien tirado.

De este modo y con bastante suspense, el Leeds avanza de ronda en la Carabao Cup, donde ya ha llegado a los octavos de final y demostrando, que a pesar de las rotaciones, el Leeds se toma muy en serio la competición copera. Ahora tendremos que esperar al sorteo para conocer a nuestro rival. Mientras tanto, los hombres de Christiansen ya tienen la mente puesta en el encuentro liguero del próximo sábado ante el Ipswich Town a las 16:00 en Elland Road.

FICHA TÉCNICA

BURNLEY: Pope, Bardsley, Tarkowski, Long, Charlie Taylor, Hendrick (Cork 90), Westwood (Defour 120), Gudmundsson, Vokes (Wood 72), Barnes, Arfield (Brady 72).

LEEDS: Lonergan, Berardi, Ayling, Shaughnessy, Borthwick-Jackson (Sacko 60), Vieira, Klich, Roofe (Alioski 104), Dallas, Cibicki (Pablo Hernandez 79), Grot (Lasogga 85).

GOLES: 0-1. min. 80. Sacko. 1-1. min 86. Wood. 1-2. min. 94. Pablo Hernández. 2-2. min.96. Brady.

ÁRBITRO: Darren Bond. Amonestó a Bardsley (min, 53), Gudmunsson (min, 70) y Long (min, 85) por parte del Burnley. Grot (min, 46) y Roofe (min, 59) por parte del Leeds.

INCIDENCIAS: Partido disputado en Turf Moor ante la presencia de 11.799 espectadores en el encuentro correspondiente a la tercera ronda de la Carabao Cup

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s