Una segunda parte de ensueño para humillar al Manchester United

Es más que conocida en el mundo futbolístico la inmensa rivalidad que siempre rodean los enfrentamientos entre el Leeds United y el Manchester United. Una de las más amargas y una relación de odio que existen entre aficiones. La rivalidad viene de la Guerra de las Rosas, la guerra civil ocurrida en el siglo XV entre las casas de Lancaster y York. Es recordada en el color rojo de la camiseta del Manchester United y el blanco de la del Leeds United. Aunque algunos medios ingleses han afirmado a lo largo de los años que esta inmensa rivalidad viene de la Revolución Industrial que permitió a Gran Bretaña convertirse en el conocido como el “taller del mundo” en los siglos XVIII y XIX. La transformación del algodón importado de las colonias causó un gran esplendor en la ciudad de Manchester. El éxito del algodón fue una ruina para Leeds. La industria de la lana, con sede en Yorkshire, no era rentable y fue cayendo su producción poco a poco. Muchos culparon a Manchester de la crisis industrial que pasó Leeds.

Esta inmensa rivalidad entre las dos ciudades se trasladó al fútbol. A lo largo de la historia del fútbol inglés, Leeds y Manchester se han cruzado en el camino en muchas ocasiones y los encuentros no han sido ni mucho menos tranquilos. Rob Bagchi, conocido escritor de Leeds, recordaba los primeros enfrentamientos entre whites y reds en los años 60: “En 1965 en la semifinal de la FA Cup disputada en Hillsborough el partido acabó en empate pero fue un duelo muy violento. Una horrible entrada de Nobby Stiles al jugador del Leeds Albert Johanneson desencadenó varias peleas entre jugadores de los dos equipos”.

El 19 de febrero de 1972 el Leeds recibía en Elland Road al Manchester United. Los whites llegaban al partido con la moral por las nubes tras deshacerse del Liverpool en la cuarta ronda de la FA Cup por un claro dos a cero con los goles marcados por Clarke. El Manchester United, por su parte, no acudía a terreno enemigo con la esperanza de sumar un triunfo. Los reds, que tenían una delantera de ensueño con Morgan, Kidd, Charlton, Gowling y Best, no estaban en su mejor momento de juego. Don Revie, entrenador del Leeds United, alineó de inicio a Sprake, Madeley, Cooper, Bremner, Charlton, Hunter, Lorimer, Clarke, Jones, Giles y Gray. Mientras que el técnico del Manchester United Frank O’Farrell puso en liza a Stepney, O’Neil, Dunne, Burns, James, Sadler, Morgan, Kidd (McIlroy), Charlton, Gowling y Best.

Elland Road, como era habitual, presentaba un precioso aspecto en las gradas con la presencia de 45.399 espectadores, que dieron un gran colorido al estadio. El Leeds tuvo un comienzo arrollador pero la mala fortuna y un espléndido Stepney evitaron que el marcador se moviera a favor de los locales. El portero estuvo fantástico ante los disparos de Jack Charlton y Jones. Con el empate a cero inicial y con los whites pasando por encima de los reds terminaba la primera parte.

paperguardian19720221
Recorte de prensa recordando la goleada del Leeds United. | Foto: Leeds United.

La explosión de júbilo en Elland Road no tardó en llegar. Nada más iniciarse la segunda mitad, en el minuto 47, Mick Jones introducía el balón dentro de la meta del Manchester United tras un despeje de Stepney al poste. El uno a cero marcaba justicia al buen juego del Leeds. Siete minutos más tarde llegaba el segundo. Una fantástica jugada colectiva era rematada desde cerca por Clarke para dejar muy tocados a los futbolistas del Manchester United, que no encontraban la manera de parar el vendaval de fútbol de los de Don Revie. Los reds vieron algo de luz cuando Francis Burns acortaba distancias en el minuto 57. Fue todo un espejismo, el Leeds se estaba mostrando inmensamente superior.

A pesar del tanto de los visitantes, Elland Road no se amilanó y siguió impulsando a los suyos. En la jugada siguiente, un precioso centro desde la derecha del mítico Bremner era rematado de cabeza por Mick Jones para volver a poner los dos goles de ventaja a favor de los locales. En el minuto 62, en plena vorágine de fútbol de los whites, Mike Jones volvió a saborear el sabor del gol con su tercer tanto y el cuarto a favor del Leeds. A falta de algo más de un cuarto de hora para el final, en el minuto 74, el cañonero Peter Lorimer con su zurdazo inapelable establecía el cinco a uno con el que se iba a dar por concluido un partido que siempre estará en la retina de los aficionados whites. El Leeds había pasado por encima del Manchester United ante la enorme satisfacción de todo Elland Road.

El gran partido del Leeds no pasó desapercibido para los medios ingleses y el periodista Don Warters así lo reflejó en el Yorkshire Evening Post: “La osadía de Don Revie de que el Leeds United es tan bueno como el gran equipo español, el Real Madrid, cuando ganaron la Copa de Europa por sorpresa, fue llevado dentro de los límites de la realidad con su humillación al Manchester United en Elland Road. La actuación del Leeds en la segunda mitad contra un equipo que hace poco tiempo estaba en lo más alto de la clasificación de Primera División redujo a su rival a la mediocridad”.

Este es uno de los capítulos de la rivalidad encarnizada entre el Leeds United y el Manchester United. A lo largo de la historia han sido muchos los duelos que han marcado esta fuerte lucha entre los dos conjuntos. No será el último, al año que viene el Leeds United espera volver a la Premier League para verse las caras con el Manchester United y soñar con repetir una actuación como la de aquel 19 de febrero de 1972.  

Goleada del Leeds United al Manchester United

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s