OPINIÓN. Marching on Together

Es innegable que el Leeds no atraviesa su mejor momento de la temporada y que a estas alturas de la temporada todos pensabamos que el equipo estaría en el top seis de la Championship, un objetivo que dentro del propio club se marcaron al inicio de temporada. La inversión realizada por Radrizzani deja bien claro cual es su propósito, que es devolver al Leeds al lugar que le corresponde, la Premier League.

Actualmente, el Leeds está situado en la décima posición a cuatro puntos del Fulham, que marca el límite del play-offs. Es cierto que las expectativas creadas eran algo mayores y el nerviosismo parece apoderarse en alguna parte de la afición white. También es cierto que la situación no es tan ídilica como la temporada pasada a estas alturas, aunque todos sabemos lo que le sucedió al Leeds con un final de temporada horrendo. Ahora no es el momento de hacer balance, será en Mayo una vez que concluya las 46 jornadas de la Championship.

La Championship es una de las competiciones más duras y conseguir el ascenso para cualquier equipo es toda una hazaña, ya que cada victoria se trabaja al máximo y la exigencia es tremenda. Este equipo, liderado por Christiansen desde el banquillo y con piezas básicas en el campo, llegó a ser líder del campeonato durante unos días. En estos momentos, las cosas no salen como deberían salir, pero el esfuerzo y el compromiso de los jugadores es total y eso es clave para comenzar a remontar el vuelo.

Los movimientos en el mercado invernal han sido acertados, jugadores con experiencia, algunos de ellos que conoce bien el fútbol inglés como es el caso de Forshaw. La velocidad, juventud y gol de Tyler Roberts y la eficacia defensiva de De Bock hacen mejorar al Leeds un poquito más en cada línea del campo. El Leeds tiene jugadores de calidad capaces de marcar las diferencias como Pablo Hernández, Samu Sáiz o Alioski. Cuenta con el trabajo y los goles de Roofe y Lasogga y de baluartes defensivos como Cooper, Jansson o Berardi, jugadores que nunca se borran. Todo eso al mando de Christiansen, quien está sabiendo llevar el vestuario y la presión.

Son momentos de dudas, de nervios, pero aún quedan 17 jornadas por disputarse, una eternidad. 17 encuentros que serán 17 finales y en las que el Leeds no jugará solo, jugará acompañado la legión white y entre todos conseguiremos llegar al objetivo, porque estos jugadores nos representa y se dejarán la piel en cada partido. Luchemos por un proyecto y por un sueño, volver a la Premier League…¡¡¡MARCHING ON TOGETHER!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s