CRÓNICA. La gran noche en tierras italianas

El Leeds United se presentaba en el Olímpico de Roma con la intención de amargar a uno de los mejores equipos del continente europeo. Los whites llegaban a este partido de la Champions League 2000/01 ante la Lazio en horas bajas tras la derrota ante el Real Madrid en Elland Road por un claro cero a dos. El conjunto dirigido por David O’Leary, a pesar de la derrota ante el Real Madrid, estaba en su mejor momento de la temporada tras pasar como segundo de grupo en la primera liguilla ante equipos como el FC Barcelona, Milan y Besiktas.  Los italianos y los ingleses fueron los dos equipos que se metieron en la segunda liguilla. El Leeds en esta segunda fase de grupos quedaría emparejado con Real Madrid, Lazio y Anderlecht.

Alrededor de 700 aficionados del Leeds United se había desplazado hasta Roma para poder presenciar un partido que se antojaba importante para el devenir de los whites en la competición por excelencia en Europa. La derrota ante el Real Madrid no fue un varapalo para que el Leeds United siguiera soñando con alcanzar una de las dos primeras plazas del grupo. El entrenador David O’Leary apostaba de inicio con un once que combinaba veteranía y juventud: Robinson; Kelly, Woodgate, Radebe, Matteo; Bowyer, Bakke, Dacourt, Wilcox; Viduka y Smith. A lo largo de los 90 minutos también jugó Harry Kewell.

El partido tuvo un comienzo deseado por todos. El Leeds United manejaba el balón a su antojo y hasta en dos ocasiones estuvo muy cerca de lograr el primer tanto con dos disparos de Lee Bowyer en los que Peruzzi estuvo muy atinado para solventar los primeros problemas de los italianos. Las aproximaciones a la portería de la Lazio siguió a lo largo de los primeros 45 minutos pero solo un milagroso portero Peruzzi evitaba que los ingleses se pusieran con ventaja. Eirik Bakke, Mark Viduka y Alan Smith estuvieron muy cerca de mandar el esférico dentro de las mallas pero la fortuna no les sonrió. Los acercamientos de los hombres de Sven Goran Eriksson se redujeron a intentos de los argentinos Verón y Crespo. Con empate a cero y con todo por decidir los dos equipos se fueron a los vestuarios.

VIDUKALAZIO
Viduka durante el partido ante la atenta mirada de Nesta y Couto. | Foto: Leeds United.

El periodo de descanso no se notó en las filas del Leeds United. El conjunto inglés salió todavía más metido en el terreno de juego italiano aunque la primera gran oportunidad fue para la Lazio. Un disparo de Pavel Nedved se estrelló en el lateral de la red en un clamoroso error de Eirik Bakke. Los siguientes en avisar fueron los de Leeds con sendos remates de Jonathan Woodgate y Marck Viduka que no encontraron el premio del gol. El duelo entraba en la recta decisiva y el Leeds United necesitaba el triunfo tras el tropiezo de la primera jornada ante el Real Madrid.

A falta de 10 minutos para el final llegaba el único y preciado tanto del Leeds United. El delantero Alan Smith, después de una preciosa jugada con Harry Kewell y Mark Viduka como principales protagonistas, lograba superar hasta el momento intratable Peruzzi para adelantar a los whites a escasos instantes para el final. La Lazio se lanzó en busca del empate para al menos sumar un punto pero el buen orden defensivo del Leeds impidió el uno a uno de los italianos. Con el pitido final del colegiado, se desató la alegría en los jugadores whites, que no dudaron en festejar el triunfo con los aficionados que se habían acercado hasta Roma para disfrutar con los suyos.

Después de esta importante victoria ante la Lazio, el Leeds United consiguió vencer al Anderlecht en los dos partidos y un empate final a tres en Elland Road ante los italianos les dio el pase a los cuartos de final como segundos de grupo. La siguiente víctima de los whites fue el Deportivo por un global de tres a dos. En semifinales fue el Valencia el que apartó del camino de la final a los de David O’Leary por un claro tres a cero. A pesar de la eliminación en la ronda anterior a la gran final, en el recuerdo de los aficionados del Leeds United todavía está presente ese gol del joven Alan Smith ante la Lazio que daba esperanzas a los de Elland Road para seguir adelante en la máxima competición del fútbol europeo.

El gol de Alan Smith

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s