U23. No hay jugadores jóvenes; los hay buenos y juegan en el Leeds

El Leeds United U23 se desplazaba hasta Portman Road con la misión de seguir su estupendo camino en la Professional Development League. Los whites llegaban al partido ante el Ipswich Town en un gran estado de forma tras encadenar una racha de cinco partidos sin perder. En el último encuentro se deshicieron del Hull por cero a dos en un gran choque. El objetivo de Carlos Corberán y los suyos era volver a sumar tres puntos para acercarse a las posiciones de privilegio del campeonato. Los locales, por otra parte, se presentaban a este duelo con urgencias tras cosechar dos victorias en los últimos seis choques.

Una de las frases más celebres en el mundo del fútbol la dijo Santiago Bernabéu cuando era presidente del club más grande del mundo, el Real Madrid: “No hay jugadores jóvenes o viejos; los hay buenos y los hay malos”. Hoy tenemos que estructurar esta frase a Carlos Corberán, Jorge García y a todo el equipo. Los técnicos han conseguido crear un grupo digno de elogio. Han sabido juntar todo lo necesario para realizar un juego vistoso para el aficionado: Calidad, trabajo, compañerismo y FÚTBOL. Los whites, después de un lógico inicio de campaña irregular, han encontrado el juego necesario para sumar triunfos con una facilidad que asusta a sus rivales. El Ipswich Town fue anoche la última víctima del buen fútbol de los chavales del segundo equipo del Leeds. El salto al primer equipo les espera, como es el caso de Pearce que debutó con los de Heckingbottom el pasado fin de semana, y no quieren desaprovechar la oportunidad que les brinda uno de los históricos del fútbol inglés.

El entrenador español apostaba de inicio para este partido ante el Ipswich Town por: Miazek, Hosannah, Struijk, O’Connor, Denton, Díaz, Rey, Gomes, Dalby, Machuca y Clarke. También jugaron Stevens, que hizo su debut con la camiseta white tras su llegada en enero procedente del Forest Green Rovers, Balboa y Oduor.

El partido tuvo el comienzo deseado por Carlos Corberán. El Leeds United se hizo con el control del choque y el primer tanto no tardó en llegar. Tras sendos avisos de Machuca y Clarke, el que no perdonó ante la meta rival fue Dalby. Una gran jugada de Jack Clarke y Tyler Denton era aprovechada por el delantero para poner por delante al Leeds en el minuto 16. A partir del tanto el conjunto white se hizo con el control del partido y no dejaron que los jugadores del Ipswich se acercaran con excesivo peligro a las inmediaciones del portero Miazek. Los visitantes incluso pudieron irse al descanso con más ventaja si Clarke y O’Connor hubieran estado más atinados de cara a puerta.

Con ventaja por la mínima del Leeds United se iniciaba la segunda parte. En el minuto 52 los whites pusieron más tierra de por medio. Dalby volvió a aparecer para establecer el cero a dos. Los de Carlos Corberán se estaban divirtiendo sobre el terreno de juego. Los goles en contra, al contrario de lo que ocurría en el inicio de campaña, parecen no hacer mella a los visitantes. En el minuto 57 el irlandés Drinan volvía a meter en el partido a los locales pero la alegría les duró apenas segundos. En la siguiente jugada, el español Machuca mandó el esférico lejos del alcance del portero del Ipswich para marcar en el luminoso el uno a tres. A falta de 17 minutos, Drinan volvió a perforar la meta defendida por Miazek para poner cierta emoción al choque. El Leeds, como viene siendo habitual en los últimos encuentros, se desenvolvió de maravilla para cerrar el resultado final de dos a tres. Lejos de meterse en su área para defender el triunfo, los chicos de Carlos Corberán se hicieron con el balón y presionaron la salida de los locales hasta el último segundo para certificar el triunfo.

El gran encuentro planteado por Carlos Corberán y el trabajo y la calidad de los jugadores whites están saliendo a flote en una temporada que tiene toda la pinta de terminar a lo grande. Jack Clarke, Machuca, Dalby, Gomes y Rey realizaron un espectacular partido acompañado por el gran trabajo de todos sus compañeros. “No hay jugadores jóvenes; los hay buenos y juegan en el Leeds”. Esta es la frase y el reflejo del buen momento de los whites.

Después de este tercer triunfo consecutivo y del sexto partido sin conocer la derrota, el Leeds United tendrá que recibir en su campo al Cardiff en el encuentro correspondiente a la jornada 27. El choque se jugará el próximo 23 de marzo a partir de las 14:00 hora española. Los de Carlos Corberán están en la séptima plaza con 35 puntos, a tan solo dos del Sheffield Wednesday que es el equipo que marca la zona de play off. Esperemos que los buenos sigan ganando y esos sean los del Leeds.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s